Comprensión de lectura 2003 B - Tarea B

A continuación un experto en marketing nos avisa de los peligros de aplicar algunas ideas tradicionales de marketing que ya se ha probado que no funcionan.
Relacione cada uno de los consejos con el epígrafe (=título) correspondiente.
Hágalo por el procedimiento de arrastrar y soltar.
Conseguir definir con éxito un perfil de consumidor para el producto no significa que éste no pueda cambiar con el paso del tiempo.

Comparar el propio producto con versiones anteriores es un gran error, ya que puede que esas versiones sean penosas.

Y hacerlo a costa de la calidad del producto. No sólo se resentirá éste, sino que el consumidor acabará detectándolo. Y si no lo detecta él, lo hará la competencia, que se lanzará a ofrecer un producto mejor que el tuyo... ¡y al mismo o menor precio!

Cuando una empresa logra construir una marca poderosa, a menudo cae en la arrogancia y entra en mercados extranjeros sin una estrategia apropiada. Éste o fue el caso de Moët Chandon, que, antes de desembarcar en Cataluña, contrató a una agencia de comunicación e invirtió en una campaña de patrocinio cultural en Barcelona para granjearse la simpatía de este mercado.

Aunque cualquier empresa debe tender a crear el mejor producto posible, lo cierto es que el comportamiento del mercado hacia ese producto no siempre depende de que sea el mejor. De ahí que no debamos dormirnos en los laureles por muy seguros que estemos de lo bien que funciona nuestro producto.

Algunas empresas quieren estar en todas partes y no descartan ninguna posible extensión del negocio. Es un error. Concentrarse es mucho mejor que perderse en mil direcciones distintas.

En las oficinas de los directivos más encumbrados de la CNN hay una pared de pantallas de TV, entre las que se encuentran las de la competencia. Por algo ellos son los líderes.

El marketing es un proceso, no un acto. No depende de una brillante idea, sino del desarrollo de un proceso de trabajo que requiere tiempo para tener éxito.
No son pocos los directores de marketing que apenas saben de esto. Muchas empresas no valoran suficientemente los conocimientos de estos ejecutivos, y a la larga acaban pagándolo caro.

La creación de productos muy innovadores puede llegar incluso a la aparición de objetos de culto (por ejemplo de G-Cube de Apple) pero puede ser rechazado por los consumidores al no adaptarse a sus necesidades (en el caso del G-Cube afectaba a sus posibilidades de expansión).

Los gerentes de marketing no llegan a terminar los procesos que han emprendido, ya que son remplazados antes. Si se mantuviera a los gerentes en su puesto no habría que cambiar drásticamente de estrategia.

No son pocos los directores de marketing que apenas saben de esto. Muchas empresas no valoran suficientemente los conocimientos de estos ejecutivos, y a la larga acaban pagándolo caro.